Traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Suscripciones

Seguidores

Dinosaurios en el Polo Norte



Dinosaurios en el Polo Norte

 En un mapa o en una esfera terrestre, el Ártico se representa como una zona blanca con el Polo Norte en el centro. Pero no es tierra firme, sino un inmenso casquete de 5-10 metros de espesor que flota en el océano Ártico. En el Polo Norte no hay tierra firme, al contrario que en el Polo Sur.
    La Tierra gira alrededor del Sol un poco inclinada, lo que significa que el Ártico queda más alejado del Sol en invierno, y recibe muy escasa luz del día durante muchas semanas. En esta época, el Ártico es un lugar de frío intenso, con vientos glaciales y una noche interminable. Sobre el océano casi congelado flotan los icebergs y el hielo compacto. ¿Cómo podían vivir allí los dinosaurios o cualquier otro ser?
    Los dinosaurios vivieron en las tierras que rodean al Ártico. Incluían herbívoros como el Parasaurolophus, carnívoros parecidos al Tyrannosaurus y al Troodon, y muchos otros animales y plantas.
    En el Ártico hay un poco de tierra firme. El norte de Europa, Alaska, Canadá, Groenlandia, Islandia y la Federación Rusa se internan en el círculo Polar Ártico.
    Durante la Era de los Dinosaurios, estas tierras no tenían la forma actual. Durante millones de años se han desplazado por el planeta. Cuando aparecieron los primeros dinosaurios, toda Norteamérica estaba mucho más al Sur, lejos del Círculo Ártico.
    En tiempos de los dinosaurios, el clima del mundo era, en general, más cálido. En el Polo Norte no había una inmensa capa de hielo, pero la Tierra giraba alrededor del Sol con la misma inclinación que hoy en día. Por eso, en el extremo Norte había semanas de oscuridad invernal y el clima era, probablemente, casi gracias.
    Los científicos han encontrado fósiles de dinosaurios en la Norteamérica central, pero no sabían hasta qué latitud al Norte llegarían los restos de dinosaurios. Estos animales habrían tenido dificultades para soportar las bajas temperaturas y las largas semanas de oscuridad.
    En 1.985, Bill Clemens y su equipo de la universidad de California fueron de expedición a Alaska. Excavaron buscando fósiles en la costa Norte, cerca del río Coleville. Tuvieron suerte y encontraron restos de dinosaurios. Pertenecían a los hadrosaurios con pico de pato Parasaurolophus y Edmontosaurus, y estaban encajados en rocas.
    La expedición de Bill Clemens encontró también dientes fósiles de dinosaurios carnívoros, parecidos alTyrannosaurus y al Troodon. Finalmente se habían descubierto dinosaurios árticos, pero los hallazgos plantearon nuevas preguntas. ¿Podían vivir allí los dinosaurios todo el año o migran de Norte a Sur y viceversa cada año?
    En Alaska se han encontrado muchos animales y plantas fósiles de la Era de los Dinosaurios. Las plantas eran las mismas que se encuentran hoy en el norte de Europa. Esta rica vegetación suponía un festín para los dinosaurios herbívoros durante el verano.
    Pero las plantas como las cicadáceas eran casi todas caducifolias. Perdían las hojas durante el largo y oscuro invierno y dejaban de crecer. Sin plantas verdes habría habido poco alimento para los dinosaurios y otros animales. Entonces, ¿qué hacían ellos en invierno?
    Allí se han encontrado fósiles de Parasaurolophus, tanto de adultos como de crías. Algunos científicos creen que pasaban toda su vida en la región ártica. Lo sugieren los fósiles de dinosaurios más jóvenes, demasiado pequeños para ir muy lejos andando. Quizá sobrevivían en invierno permaneciendo fríos e inactivos en una especie de hibernación o sueño invernal, como muchos lagartos, serpientes y otros reptiles de hoy en día. Otros dinosaurios habían intentado ir hacia el Sur durante el invierno, alimentándose de raíces y tallos de plantas.
    Cuando la temperatura desciende y escasea el alimento, algunos mamíferos como los lirones se sumergen en un profundo sueño invernal llamado hibernación. Su cuerpo se enfría y su respiración y el latido del corazón se vuelve muy lento. Los reptiles también se vuelven más lentos en el frío invierno, cuando sus cuerpos están demasiado fríos para moverse con rapidez. Si el frío es excesivo, estos animales no pueden moverse en absoluto.
    Otros científicos creen que los dinosaurios podían sobrevivir a un largo y frío invierno, por lo que deberían efectuar largas migraciones anuales. Migración es un viaje a larga distancia. Los animales migran para encontrar mejor alimento o mejores lugares para sus crías, o para evitar las condiciones adversas. Muchas migraciones son viajes estacionales regulares. Los animales migratorios actuales incluyen al alce, al caribú, los ciervos, mariposas entre los terrestres; las ballenas y las focas, entre los marinos; y los gansos y muchas otras aves, entre los voladores. Todos éstos van al Norte en verano y pasan esta breve época alimentándose. En otoño vuelven hacia el Sur para evitar los oscuros y fríos meses de invierno.
    Los huesos fósiles y las huellas de otros lugares indican que los hadrosaurios como el Parasaurolophus o elEdmontosaurus probablemente vivían en rebaños. Los primeros encontrarían la seguridad en su gran número durante los prolongados viajes. Quizá lo hacían lo mismo que los caribús actuales; viajar hacia el Norte en primavera, alimentarse de las plantas árticas en verano y regresar hacia el Sur en otoño. Los dinosaurios tiranosáuridos los habrían seguido como los lobos siguen a los caribús, sorprendiendo a los extraviados, los enfermos, los más jóvenes y también a los más viejos.
    Los animales migratorios tienen más oportunidades de sobrevivir si se mantienen en contacto. Los Parasaurolophus usaban sus crestas huecas para llamarse unos a otros.
    ¿Cómo se explica que se encuentren juntos fósiles de dinosaurios jóvenes y adultos? Los jóvenes quizá salían del huevo en el Norte, se alimentaban de plantas veraniegas y crecían lo suficiente como para emigrar hacia el Sur, o quizá salían ya del huevo en el Sur, donde el clima era más cálido. En Alaska no se han encontrado nidos de dinosaurios. Nuevos descubrimientos pueden solucionar los misterios de los dinosaurios árticos.