Traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Suscripciones

Seguidores

Dinosaurios del polo Sur


Dinosaurios del polo Sur

¿Te imaginas a un animal viviendo dentro de un congelador? Ése es el frío que hace en el Polo Sur, en la gran masa terrestre de la Antártida. Casi ningún animal o planta puede sobrevivir hoy en el Polo Sur, pero hace 140 millones de años los dinosaurios quizá caminaran por el mismísimo Polo, donde hoy no hay más que nieve y hielo.
    Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra, los continentes no estaban distribuidos como hoy. Antes de la Era de los Dinosaurios todos los continentes formaban parte de un supercontinente llamado Pangea. Hacia el final del Triásico, esta masa terrestre empezó a dividirse, y sus fragmentos se desplazaron lentamente hacia sus posiciones actuales.
    Durante un tiempo, la enorme masa terrestre de la Antártida estaba próxima a la costa este de África y unida a Australia. En el mapamundi, Australia estaba más al Sur que hoy, y la Antártida más al norte. No padecía el frío clima del Polo Sur, la base del mundo.
    El clima era entonces, por lo general, más cálido en todo el mundo. Enormes zonas de mar abierto rodeaban la tierra firme, distribuyendo el calor del sol.
    Así, en la época de los dinosaurios la Antártida no estaba cubierta de hielo y nieve de cientos de metros de grosor. Allí se han encontrado fósiles semejantes a los del sur de Australia, que entonces era su vecina. Eso demuestra que allí prosperaban numerosos árboles, plantas y animales. Era lo bastante cálido, incluso, para animales como los dinosaurios.
    Hacia finales de la década de 1.980 se habían descubierto fósiles en todos los continentes excepto en la Antártida. Los expertos llevan mucho tiempo esperando descubrir algunos también allí, pero la búsqueda es muy difícil entre la nieve y el hielo, donde el terreno está congelado.
    En 1.989 llegó la recompensa. Jerry Hocker, del Museo de Historia Natural de Londres, trabajaba con el servicio topográfico británico para la Antártida cuando descubrió parte de un esqueleto fosilizado.
    En el Cretácico, el invierno antártico no era tan crudo como hoy, pero seguía siendo bastante frío, con temperaturas gélidas y noches invernales. Quizá el dinosaurio emigraba hacia un lugar más cálido para encontrar comida, como hacen los animales actuales, o acaso estaba hibernando. Cuando hace mucho frío y hay poco alimento en las proximidades, muchos animales actuales hibernan.
    La búsqueda de fósiles prosigue en la Antártida. También se han realizado grandes descubrimientos en el extremo sudeste de Australia, cerca de Melbourne, en un lugar llamado Dinosaur Cove. Hace 100 millones de años las antiguadas rocas de allí estaban unidas a la Antártida por un valle, de modo que es casi lo mismo que buscar dinosaurios en la Antártida pero mucho más fácil porque hace más calor.
    En la Era de los Dinosaurios, Dinosaur Cove estaba casi en el círculo polar Antártico. En primavera, el hilo y la nieva se derretían y arrastraban hacia los valles los restos de animales que quedaban enterrados, y se convertían en fósiles. Los expertos de las universidades australianas han encontrado más de 150 tipos de fósiles diferentes. Creen que la temperatura media quizá alcanzara los 10 ºC.
    Los fósiles muestran que muchas plantas vivieron allí y probablemente también en la Antártida, apenas un valle de distancia. Los troncos de los árboles conservados muestran anillos de crecimiento que prueban que el clima era lo bastante cálido para que crecieran durante parte del año. En la estación cálida, el paisaje era verde y exuberante, con plantas como helechos, ginkgos, cicadáceas y algunas flores.
    Entre las plantas vivían muchas especies de insectos y reptiles. Las aves y los pterosaurios cruzaban los cielos. Los plesiosaurios, los anfibios, las torturas y los peces poblaban los ríos y largos. ¿Y qué hay de los dinosaurios? Pequeños herbívoros parecidos al bípedo Hypsilophodon y los dinosaurios con cuernos se alimentaban de platas. Los ágiles dinosaurios avestruz atrapaban insectos y pequeños animales. Todos ellos eran presa de los grandes dinosaurios carnívoros parecidos al Allosaurus y al Megalosaurus.
    Los fósiles muestran que estos animales y plantas sobrevivían al frío y la oscuridad durante semanas. Sin luz las plantas no crecen, y la mayoría de los animales probablemente se quedaban inactivos, ya que había poco alimento para ellos. Quizá pasaban el invierno durmiendo en cuevas.
    Un hallazgo poco corriente muestra que algunos dinosaurios podían ver en la oscuridad. Se trata del cerebro fósil de un pequeño dinosaurio bípedo. Este cerebro tiene grandes lóbulos ópticos que son las áreas encargadas de la visión.
    Este dinosaurio herbívoro llamado Leaellynosauraquizá usaba su aguda vista para buscar alimento en los oscuros días de invierno. Probablemente comía hojas caídas o raíces de plantas. Acaso la grasa que almacenaba en su cuerpo durante el verano le ayudaba a sobrevivir. Estos fósiles son muy recientes. Los expertos aún no han decidido qué aspecto tenían estos dinosaurios.